Juego Responsable

La recreación es una actividad inherente al ser humano, tan necesaria como la formación, el trabajo y el descanso. Dentro de otras múltiples formas para disfrutar de ese tiempo de recreación está el juego, el cual se puede asumir de distintas maneras.

Podemos encontrar jugadores profesionales, quienes han hecho del juego su medio de subsistencia, pero también encontramos quienes han cruzado el límite y se pueden definir como adictos. Recurrentemente asociamos esta condición con problemas de fuerza de voluntad o a personas que ya poseen otras adicciones. Sin embargo, recurrentemente no es así.

No siempre la causa de esa adicción es la codicia o las ansias de dinero.

La descarga de adrenalina que el ser humano emana ante las distintas situaciones de juego genera un impacto, que asociado a la sensación de ser un ganador en potencia hacen que la persona experimente nuevas emociones vitales, que si se contraponen a las realidades particulares de cada jugador encontraremos las explicaciones del caso.

Normalmente las personas que buscan en el juego soluciones para sus problemas financieros, emocionales o de dependencia terminan con problemas mayores, ya que centran todo esfuerzo en invertir, incluso dinero que no tienen.

Entre las características más frecuentes que identifican personas con problemas con control de juego se encuentran la dedicación excesiva de tiempo, dificultades financieras, negar información acerca de su tiempo y dinero, estrés, la intensión excesiva de apuesta en cualquier aspecto de su vida cotidiana, usar dinero que no puede permitirse gastar.

Si se identifica en este cuadro descriptivo o puede caracterizar a ser cercano, lo más recomendable es solicitar la ayuda inmediata para intervenir de manera positiva ante esta situación.

Existen muchas personas e instituciones dedicadas a colaborar ante los efectos negativos que el juego puede producir. Por lo que ese primer paso de reconocimiento es fundamental para abrir las puertas a esa corrección necesaria.

Consejos para un juego responsable

Perder dinero en apuestas como tal no es un problema ya que se puede considerar inversión en entretenimiento. Sin embargo, si ese dinero excede sus posibilidades si representa un asunto serio. Por lo que se recomienda fijar límites en la cantidad que dispondrá para jugar.

Otra recomendación importante es no tomar dinero prestado o tomar de un dinero apartado para cubrir otro tipo de gastos para apostar. Si establece esta norma y siente que no puede respetarla, se recomienda evaluarse o solicitar apoyo al respecto si considera que lo necesita.

Si consideras que requieres de ayuda te recomendamos a la Fundación Colombiana de Juego Patológicofundacionjuegopatologico.com quienes cuentan con un equipo interdisciplinario muy profesional quienes unen esfuerzos para atender integralmente al ser humano, quien es su prioridad. También puedes acercarte a la fundación Jugadores Anónimos www.jugadoresanonimoscolombia.org quienes se dedican a generar los procesos necesarios para superar este tipo de condiciones.

Es importante tener consciencia sobre la libertad que cada uno posee y en función a ella hacer uso de un juego responsable para mantener nuestra calidad de vida y la de nuestros seres queridos.